Son aquellas campañas en las que se muestra una imagen valorada de todas las personas sin importar el sexo, etnia, edad, condición física, estereotipos, enfermedad, entre otros.

En la época donde la publicidad sexista y racista era la fórmula para llegar a los consumidores se ha terminado. Actualmente, lo que los grupos de interés quieren ver son campañas inclusivas y atascadas de responsabilidad social y honesta.

Sin embargo, para llegar hasta aquí, algunas empresas tuvieron que quebrar sus prejuicios, romper con la fórmula irresponsable y desarrollar contenidos responsables que impulsen un mundo inclusivo, diverso e igualitario.

Y agrega que “las campañas inclusivas abordan valores, equidad, respeto, entre otros aspectos y las marcas que la ponen en práctica se humanizan.


\

Post A Comment: