El éxito actual de los videojuegos es rotundo. Un ejemplo de ello es el pasado Black Friday, cuando los españoles gastaron más de 56 millones de euros en la compra de videojuegos y consolas. Unas ventas semejantes justifican que las marcas vean en los videojuegos un medio ideal para insertar publicidad. Y, por supuesto, algunas optan por el “advergaming”. Lo cual nos hace preguntar ¿realmente causa impacto en los jugadores?

¿Qué es el advergaming?

La finalidad del juego es la promoción de la propia marca. Es decir, la compañía de XXX marca le paga cierta cantidad de dinero para que salga una frase, eslogan o producto dentro del juego.






Post A Comment: