Hoy en día la sociedad en la que vivimos nos incita al consumo superfluo, gastos superfluos para adquirir artículos de lujo e innecesarios para el individuo. Que muchas veces pueden llegar a afectar nuestra propia economía.
Superfluo es aquello que sobra y que es innecesario, que no cumple ni desempeña una función.
Como, por ejemplo:
Los productos perjudiciales


Image result for microondas

Resultado de imagen para delivery


También sabemos que cuando poseemos cosas, ya sea una zapatilla de marca o lo último, no llegamos a un estado de satisfacción, siempre vamos a querer más y más solo por querer poseerlas.

Y todo esto ocurre solo por el simple hecho de seguir formas de consumo, que provienen de otras culturas o que están de moda que el ser humano quiere seguir.

Y creo que aquí es cuando la publicidad entra, la publicidad no crea nuevas necesidades, la publicidad busca o trabaja en base a los gustos o deseos del consumidor. Entonces no podemos decir que la publicidad cree necesidades superfluas, esto lo creamos nosotros mismos, es una característica del ser humano. Que desea y que es vinculado con la publicidad o el marketing.

Debemos aprender a separar o a diferenciar lo que queremos y lo que necesitamos.

Tengamos en cuenta la cantidad de gente y generaciones que han vivido sin estos, a lo largo de la historia de la humanidad. Qué pasaría si de pronto desaparecieran todas esas facilidades tecnologías a las que nos hemos acostumbrado.



¿La publicidad crea necesidades?

Una necesidad se define como algo que no puede no darse; es decir, algo necesario es un elemento indispensable para que cualquier realidad o fenómeno dado siga existiendo como tal. El ser humano cuenta con unas necesidades que forman parte de su naturaleza y son imprescindibles para el mantenimiento de un equilibrio que garantice su supervivencia y desarrollo.


¿Qué es una necesidad superflua?
Son aquellas necesidades cuya satisfacción carece de importancia, su insatisfacción no pone en riesgo el desarrollo social ni la vida.
La respuesta es un poco controversial...

Algunos dicen que SI y otros que NO...

Pero la verdad es que: El marketing no crea necesidades, las satisface y cumple deseos.

Es importante saber:

¿Que es una necesidad?

-Necesito respirar para vivir, necesidad es una carencia básica del ser humano, sin la cual se podría ver interrumpido su ciclo de vida.

¿Que es un deseo?

-Yo, tengo la necesidad de alimentarme (necesidad), pero deseo alimentarme con un pollito a la brasa (deseo, algo específico).


El marketing DETECTA las necesidades y a traves de ellas crea productos o servicios que cubran estas necesidades.


Tambien es importante saber que necesidades tienes que cumplir para crear productos.



Abraham Maslow fue un psicólogo estadounidense.

El marketing es el encargado de mantener activo al consumidor, cumpliendo estás necesidades en ese mismo orden.

Pero bueno, ¿Por qué el marketing no necesita crear necesidades?

- No tiene como objetivo crearlas, si no satisfacerlas y superar las expectativas.
- El público día a día desea muchisimas cosas.
- No necesita crear necesidades en las personas porque las que existen ya son suficientes para trabajar con ellas.

Para finalizar podemos decir que gracias a el marketing terminamos yendo al super o al centro comercial por un producto y regresar a casa con cosas que prácticamente no necesitamos.

Este es video es muy interesante aqui te explica en (comerciales) la pirámide de Maslow